fbpx

Aprende fotografía de interiorismo

En este artículo te voy a dar las claves para aprender fotografía de interiorismo tú mísmo. Seguramente habrás visto revistas  con fotografías de interiores y te habrás preguntado cómo están hechas. La mayoría de las revistas de decoración trabajan con fotógrafos especializados en fotografía de arquitectura e interiorismo porque saben que la calidad de sus resultados garantizan que sus publicaciones se vendan. Entra aquí para ver ejemplos.

Este campo de la fotografía es sin duda uno de los que requieren más especialización. Es muy diferente al resto de categorías, tanto por la técnica utilizada como por el equipo.

Estamos acostumbrados a ver en páginas web de alojamientos turísticos (principalmente casas rurales y hoteles) fotografías tomadas con el móvil, excesivamente oscuras o claras y desde un punto de vista “absurdo” en las que parece que han metido drones en la habitación y han sobrevolado la estancia disparando fotos sin control a la altura de las lámparas.

Si a las fotos de establecimientos hoteleros que «sufren» ese punto de vista “incómodo”  para el espectador le sumamos el empleo de un flash que hace que el primer término quede iluminado y con un tono de color “natural» y el fondo oscuro y más cálido porque la luz del flash no llegó, obtendremos un resultado que lo último que va a hacer es “vender”.

Y el propietario del alojamiento quiere vender. O la revista que va a publicar nuestras fotos va a querer que la casa y los muebles se vean bien, ¿no?

aprende fotografía de interiorismo

Entonces, ¿cómo podemos mejorar nuestras fotografías?

Podemos seguir los consejos que a continuación te voy a dar o contratar los servicios de un fotógrafo profesional especializado en fotografía de arquitectura e interiorismo.

Estamos ante un tipo de fotografía que se realiza fundamentalmente por encargo de:

  • Hoteles, casas rurales, inmobiliarias, etc.
  • Arquitectos que quieren tener un porfolio con su obra.
  • Revistas especializadas en decoración de interiores y revistas de arquitectura.

En el primer grupo se incluyen los clientes que buscan alquilar o vender un alojamiento. Por tanto, tanto el edificio como el mobiliario juegan un papel importante en el resultado.

En el segundo grupo se suele buscar que el protagonista sea el edificio con sus estancias, detalles constructivos y juegos de volúmenes. Las fotografías se toman antes de que se amueble, lo que más importa es la construcción. Tenemos que conocer qué quiere mostrar nuestro cliente. Una reunión previa con el arquitecto es necesaria para que nos explique las características del edificio y conocer qué desea que las imágenes expresen. Además, esta reunión «sin la cámara en la mano» nos servirá para ver las estancias y entender la luz que tendremos según las diferentes horas del día.

En el tercer grupo importan tanto los interiores como los muebles. Hay que tener en cuenta que la mayoría de estas revistas publicitan los muebles que aparecen en las fotos.

Aprende hacer fotografía de interiorismo

Ahora que ya tenemos claro qué fotografiar y cuál es nuestro cliente vamos a ver los aspectos más técnicos:

Debes tener muy presente la medición de la luz, que sea correcta y equilibrada así como la temperatura de color. Siempre que sea posible usa la luz natural.

Primero nos tenemos que olvidar del uso del flash y del enfoque automático. Incluso, si disponemos de un fotómetro de mano, podremos prescindir del integrado en la cámara, lo cual nos facilitará la tarea de compensar zonas muy expuestas con zonas más oscuras en una misma estancia. En situaciones de mucho contraste puede ser necesario realizar varias tomas para obtener el máximo detalle de las altas luces y de las zonas más oscuras. También podemos matizar diferentes fuentes de luz para lograr el equilibrio lumínico con telas o papeles translúcidos. En cada situación podemos necesitar soluciones diferentes. Ahí entra en juego la experiencia del fotógrafo.

La iluminación tenemos que dominarla durante la toma. Su control durante el reportaje dará el resultado que buscamos. Photoshop no solucionará posteriormente los problemas, sólo mejorará unas fotografías bien hechas.  Sólo un control profesional de la luz dará como resultado las mejores fotografías para nuestro cliente. La luz es el elemento que construye nuestras fotos. Su control y manejo marca la diferencia entre un resultado profesional y un resultado de aficionado.

Generalmente empleamos objetivos gran angular. Nosotros empleamos en la mayoría de reportajes un objetivo 20 mm fijo. Cuando hay que plasmar detalles (por ejemplo cuando se tiene que ver que la cocina de una casa rural dispone de horno) empleamos objetivos de focal más larga, como un 85 mm fijo.

Vamos a trabajar con diafragmas cerrados para lograr la máxima profundidad de campo, dentro del rango de valores de diafragma que ofrezca mayor calidad y nitidez. Un punto de partida son valores de f8 y f11.

Siempre emplearemos trípode. Como ya dije, vamos a usar diafragmas cerrados para lograr una mayor profundidad de campo y por tanto tendremos que usar tiempos de exposición prolongados de varios segundos. Recuerda que generalmente estaremos condicionados por la luz natural o artificial de la estancia. Sin un trípode robusto y estable no obtendremos una foto de calidad.

Desactivaremos el enfoque automático. Las cámaras normalmente enfocan sobre superficies con contrastes. En paredes lisas no enfocará o enfocara mal en automático. Enfocando en manual nos aseguraremos de que queden bien las fotografías.

Usaremos el ISO más bajo que permita nuestra cámara para minimizar el ruido en la fotografía, que es generalmente más visible en las zonas oscuras que en las claras. Se puede reducir el ruido en el revelado del RAW, pero todo lo que podamos hacer bien en la toma lo agradecerá el resultado final.

Debemos mantener las líneas verticales como lo que son , verticales. ¿Recuerdas lo que expliqué al principio de este artículo respecto a hacer fotos subidos a una silla para abarcar la estancia en su totalidad? Pues eso no se hace bajo ningún concepto. ¿Y qué pasa si mi gran angular no me permite hacer la toma completa? Existen otras soluciones como unir fotos para obtener una panoramica pero, por favor, no distorsiones la foto ni «sobrevueles» un dron sobre la habitación.

El fotógrafo acostumbrado a fotografía social verá que este tipo de fotografía es mucho más pausada: existe más tiempo para “pensar” la foto. Cuando hacemos fotografía de interiorismo no tenemos que captar el instante mágico que no se volverá a repetir como puede ser el beso que le da el padre a la novia mientras se retira la lágrima con un pañuelo al ver por primera vez su vestido. Si después de una jornada  de trabajo sólo te llevas a casa 50 fotos, estará muy bien, no te preocupes.

Siguiendo estos puntos básicos podrás empezar a trabajar en tus propios reportajes.

¿Te gustaría aportar algún punto más? ¿Ya has hecho reportajes de este tipo y te has encontrado con dificultades?

Por favor, deja tus comentarios y cuéntanos tus experiencias con este tipo de fotografía. Y si aún no te has apuntado a nuestra comunidad de fotografía ¿a qué esperas?

no comments
Comentario

Tu correo nunca se publicará o compartirá. Los campos requeridos están marcados *

UA-43993724-1